Un joven suarense le donó parte de su hígado a su mamá: "Yo lo que más quiero es que siga estando"

Locales 23 de diciembre de 2021 Por Sexta Contenidos
La madre de Santiago Beier había sido diagnosticada con una metástasis de hígado. Fue el primer trasplante hecho a partir de un donante vivo en Argentina.

Una vecina de Coronel Suárez recibió parte del hígado que le donó su hijo Santiago en una intervención inédita desarrollada en la Fundación Favaloro, y en lo que también se constituyó como el primer trasplante hecho a partir de un donante vivo en Argentina.

En diálogo con los colegas de La Nueva Radio Suárez, María Fabiana Beier contó que está muy bien de salud y destacó: “Mi hijo es lo más, lo que hizo él no cualquier hijo lo hace”.

Según explicó, al momento se encuentra bajo controles médicos luego de haber sido dada de alta al noveno día posterior a la cirugía.

Consultada sobre cómo surgió la posibilidad de realizar esta intervención, Beier relató al medio local que se encontraba haciendo quimioterapia por un cáncer colorrectal que le había sido diagnosticado hace ocho años, del que – más tarde – se le diagnóstico una metástasis en el hígado.

En medio de esas circunstancias, el médico especialista que la trataba en Bahía Blanca la derivó al Favaloro, donde la internaron por cuatro días y fue sometida a evaluaciones para ver si se podía avanzar con el proceso.

También evaluaron a su hijo si estaba apto y era compatible para participar de la intervención y, tras certificarse que todo estaba bien, se puso el 1 de diciembre como fecha para el procedimiento quirúrgico.

La mujer de 54 años puntualizó que de su hígado “no quedó nada” y le pusieron “casi un kilo del de Santi”.

Santiago Beier, por su parte, aseguró que ni lo pensó desde el momento que comenzaron las evaluaciones y chequeos allá por el mes de agosto.

 “Se planteó el caso, se fue a un comité interdisciplinario de la comisión, lo tiene que aprobar el INCUCAI. Se tienen que dar un par de cosas para llegar a que se pueda donar, y en una de las consultas que tuvimos con el médico surgió la posibilidad de que haya un donante. Ahí no lo dudé y me ofrecí enseguida”, describió el hijo de Fabiana.

Según Santiago, hay una conjunción de factores y compatibilidades que deben darse para que el procedimiento pueda cristalizarse. 

Explicó que, si bien el trasplante se utiliza de manera difundida a nivel mundial para algunos tumores del hígado, cuando la afección hepática es por metástasis la situación es diferente: no sólo es escasa la oferta de donantes por muerte encefálica, sino que también muy pocos pacientes.

El trasplante hepático para tratar un cáncer metastásico es una cirugía novedosa en nuestro país y cuyas primeras pruebas datan de hace unos veinte años en el mundo. En la Fundación Favaloro fue la primera vez que se llevó a cabo en la Argentina.

Tanto Fabiana como Santiago destacaron la labor del equipo de Trasplante Hepático del Hospital Universitario que protagonizó la intervención. El mismo está conformado por el jefe del servicio de Trasplante Hepático del Hospital Universitario de la Fundación Favaloro, Gabriel Gondolesi, acompañado por otros profesionales, también cirujanos, que son Pablo Barros Schelotto y Diego Ramish. 

Intervinieron también las hepatólogas Silvina Yantorno y Valeria Descalzi, además del servicio de Oncología, liderado por Guillermo Méndez. 

 “Todo fue súper profesional. Te dicen lo bueno y lo malo. Después uno se tiene que preparar, pero tratamos de ser lo más positivos posibles y mandarle para delante, porque yo lo que más quiero es que mamá siga estando y mamá quiere seguir estando”, dijo Santiago.

El joven mencionó que su mamá estuvo catorce horas y él doce dentro del quirófano. Al despertarse quiso ver a su novia para que le contara como estaba Fabiana

 “Le pregunté por mamá. No le creí al principio, pero me mandó un audio y ahí dije ‘¡ganamos!’”, exclamó.

Fabiana contó que transcurrieron varios días hasta que pudo reencontrarse con su hijo, en un momento muy emotivo.

“Mi hijo me visitó en mi habitación. Estaba bien, caminaba y andaba. Fue una emoción, estaba recontenta al verlo de pie”, cerró.

Te puede interesar