Comercios gastronómicos de Bahía Blanca deberán tener una carta en Braille y un menú en pictogramas

Locales 19 de noviembre de 2021 Por Sexta Contenidos
A partir de un proyecto de ordenanza que aprobaron ayer los 24 concejales. La normativa contemplará restaurantes, bares, confiterías y heladerías.

El Concejo Deliberante de Bahía Blanca aprobó ayer un proyecto de ordenanza que establece la obligatoriedad para los comercios del rubro gastronómico de disponer de al menos, una carta en Sistema Braille y otra con el Menú en pictogramas.

Se trata de una iniciativa de los concejales de Juntos por el Cambio, Fernando Ascuaga y Lucía Pendino, que busca preservar los derechos y garantías de las personas con discapacidad visual y de aquellas con trastornos del espectro autista, a fin de posibilitar el desarrollo de sus actividades cotidianas en un contexto de igualdad con el resto de los ciudadanos.

Entre los considerandos de la normativa, en el caso del trastorno del espectro autista (TEA), los ediles sostienen que “abarca una serie de inconvenientes que afectan las habilidades comunicativas, la sociabilización y la empatía de las personas”; y quienes lo padecen tienen “una personalidad replegada sobre sí mismos. Poseen un lenguaje y una gramática limitada y muestran desinterés por las relaciones sociales”.

“Que los pictogramas son representaciones icónicas dibujadas y no lingüísticas que representan fielmente un objeto real o un significado, son muy claros visualmente y sólo así las personas con autismo reciben de forma rápida y sencilla la información que les permite comprender el mundo que les rodea”, fundamentan.

Por ello, se establece la obligatoriedad, para todo local comercial cuyo “rubro principal o accesorio sea el gastronómico”, de disponer además de las Cartas de Menú habituales, al menos una en Sistema Braille para las personas con discapacidad visual y un Menú en pictogramas para aquellas con TEA.

Según se puntualiza, la normativa aplicará tanto para restaurantes, como bares, confiterías y heladerías.

Asimismo, se establece que las cartas de menú deberán contar con la denominación y el respectivo listado de platos, ingredientes de estos, listado de bebidas; para lo que se exceptúa a las promociones temporales y/o los platos del día.

La resolución a la que adhirió el cuerpo deliberativo determina que el Área de Discapacidad de la Municipalidad de Bahía Blanca será la autoridad de aplicación de la ordenanza.

A partir de promulgada la ordenanza, los comercios gastronómicos del distrito dispondrán de un plazo de 180 días para cumplimentar con lo normado.

A su vez, los locales “tendrán la facultad de exhibir una leyenda o logo que identifique al comercio con Menú Inclusivo”.

Te puede interesar