Debido a la censura de Instagram por supuestos desnudos museos de Viena migran a OnlyFans

Actualidad 26 de octubre de 2021 Por Cristian Silverii
La decisión surge luego de que la cuenta TikTok del Museo Albertina fuera bloqueada por publicar obras del artista y fotógrafo Nobuyoshi Araki, que mostraban un pecho parcialmente oscurecido.

Tras la censura en redes sociales como Instagram, Tik Tok o Facebook por algoritmos que no distinguen arte de pornografía, los grandes museos de Viena decidieron migrar a la plataforma de contenido para adultos OnlyFans, en la que comparten obras de arte donde aparecen desnudos o imágenes de contenido "explícito".
 
"¿Eres lo suficientemente atrevido como para echar un vistazo a Viena desnuda?", lanzaron en tono provocativo las pinacotecas austríacas.

 "Viena y sus instituciones de arte se encuentran entre las víctimas de esta nueva ola de mojigatería, con estatuas desnudas y obras de arte famosas incluidas en la lista negra según las pautas de las redes sociales", declararon en un comunicado conjunto las cuatro instituciones afectadas Leopold Museum, el museo de Historia del Arte de Viena, el museo de Historia Natural de Viena y el Albertina, tal como aparece en la página oficial de turismo de la capital austríaca.

 Escritoras rusas en manos de una Ninja

 Por eso motivo "decidimos poner las obras de arte `explícitas` de fama mundial de la capital en OnlyFans. Al poner el contenido histórico de Viena para mayores de 18 años en OnlyFans, los suscriptores ahora pueden ver obras provocativas de personas como Egon Schiele, Richard Gerstl, Koloman Moser y Amedeo Modigliani, todas las cuales están en exhibición para que todos las vean en la capital. OnlyFans revolucionó las redes sociales al brindarles a los creadores una plataforma en la que podían compartir libremente contenido pornográfico y de desnudos con los suscriptores".

 La decisión surge luego de los problemas que tuvieron las instituciones cuando decidieron publicar algunas de las obras de su colección en redes: la cuenta TikTok del Museo Albertina fue suspendida, y más tarde bloqueada, por publicar obras del artista y fotógrafo japonés Nobuyoshi Araki que mostraban un pecho parcialmente oscurecido, mientras que el Museo Leopold fue rechazado cuando subió un video a Facebook e Instagram con trabajo de Koloman Moser que fue catalogado como "potencialmente pornográfico".

 Quizá la censura más recordada es la que tuvo lugar en 2018, cuando Facebook decidió censurar una representación de la "Venus Willendorf", una estatuilla de casi 30.000 años de antigüedad que representa una figura femenina desnuda y voluptuosa. “Estimamos que un objeto arqueológico, y particularmente un ícono de este tipo, no debe ser prohibido en Facebook, al igual que ninguna otra obra de arte”, señaló el Museo de Historia Natural (NHM) de Viena en ese entonces a propósito del rechazo de esta pieza de arte prehistórica.

 Mega polémica: Twitter amplifica el contenido político de derecha

 Pero la censura no sólo nace de fórmulas automáticas y algoritmos virtuales. Aunque parezca sorprendente en 2018 los desnudos del artista expresionista Egon Schiele recibieron la censura en una campaña de publicidad en Berlín y Londres. La Oficina de Turismo de Viena tuvo que tapar los pechos y los genitales que aparecían en las obras con una franja blanca en la que se leía: "Lo sentimos, 100 años ya pero aún demasiado atrevido para hoy. Al arte su libertad".

 Ahora con esta nueva campaña "Viena desnuda en OnlyFans" y la pregunta "¿Eres lo suficientemente atrevido como para echar un vistazo a Viena desnuda?", los Museos de Viena y la oficina de Turismo marcan su posición sobre el tema. Por un precio de tres dólares al mes todos los interesados en apoyar esta iniciativa, "de mente abierta" -como bromean- podrán acceder a las obras canceladas por otras plataformas. Los suscriptores podrán ganar entradas para visitar los museos de Viena.
 

fuente:infonews

Te puede interesar