Insultos y señalamientos: para el jurado que falló a favor de abusadores

Actualidad 18 de septiembre de 2021 Por Cristian Silverii
Lucas Pitman, Tomás Jaime y Juan Cruz Villalba, quienes en 2019 participaron de un delito sexual contra una niña en el Camping El Durazno, se beneficiaron en un pronunciamiento insólito.

El jurado popular por el abuso sexual en el camping El Durazno de Miramar en enero del 2019 dictaminó que Tomás Jaime (24), Lucas Pitman (22) y Juan Cruz Villalba (24) son inocentes de la violación que denunció una niña de 14 años.
 
El jurado llegó a esa conclusión luego de desestimar como prueba incriminatoria la declaración en cámara Gesell que hizo la menor en la primera etapa de la investigación.

 Otro de los aspectos cuestionables del fallo es que los integrantes del jurado no tuvieron en cuenta la prueba científica de ADN. Esa prueba era uno de los elementos que la familia sostenía con mayor contundencia para lograr un veredicto condenatorio.

 “Son violadores”, gritaron al conocer el fallo organizaciones que luchan contra la violencia de género en las afueras del Complejo Auditorium, donde se realizaron las deliberaciones. "Hijos de puta" y "cómplices del orto", dispararon contra la justicia marplatense.

 La justicia de Mar del Plata fue puesta en la mira luego del juzgamientos a los femicidas de Lucía Pérez. En relación al caso ocurrido en Miramar, la madre de Lucía dijo: "No podemos permitir que los casos de abuso sexual se resuelvan en un juicio por jurados”.

 A los tres acusados de violación se los juzgó por cargos de abuso sexual agravado con acceso carnal y llegaron al juicio bajo el beneficio de la excarcelación extraordinaria. Antes de eso gozaron de prisión domiciliaria.

 El representante del particular damnificado, el abogado Maximiliano Orsini, apuntó a la justicia marplantense, sobre la que dijo que no es la primera vez que tiene pronunciamientos patriarcales: "Así es la sociedad en Mar del Plata", dijo.

 "Este es un fallo que no solo es desfavorable para este caso sino que es preocupante para el futuro de todas las mujeres", advirtió.

 El abogado lamentó que la ley "esté hecha para los imputados y no para la víctima" y sostuvo que en esta instancia "ganó el prejuicio contra las mujeres".

 “Nuestra hija tuvo que volver a declarar y, por ende, revivir aquella situación tan traumática. Lo único que nos dejó satisfechos con la cuestión es que ella pudo desahogarse los días previos al juicio, ya que se sentía abrumada. Imagínense tener que afrontar a un jurado con tan solo 16 años y exponer frente a ellos el peor episodio de tu vida. Tuvo la oportunidad de contar en primera persona los hechos sin que nadie tergiverse sus palabras, acompañada por su psicóloga”, dijeron los padres de la menor.

fuente: infonews

Te puede interesar